ACOMPAÑAR EL ESTUDIO

Capacitar y motivar adolescentes para su estudio

Con toda nuestra buena intención, desde la familia o desde el aula, tomamos decisiones o hacemos cosas que tienen justo el efecto contrario. 

Después de varios años ayudando a familias a que los estudios de los hijos no sean una preocupación, observamos que tan importante como ayudar a los propios estudiantes, es ayudar a las familias a que el acompañamiento sea motivador, que se centre en capacitar y crear autonomía.

NUESTRO OBJETIVO ES QUE...

Tengan buenos resultados y buenas notas.

Se esfuercen y tengan un hábito de trabajo constante.

Sean autónomos y estudien por sí mismos.

No repitan como loritos, sino que aprendan y sepan.

Se organicen y aprovechen bien el tiempo.

 

Estudiante feliz

Y NUESTRAS ACCIONES SON...

Estoy pendiente de sus cosas, de cuándo tiene examen, lo que tiene que entregar, etc.

Controlo lo que hace o lo que no hace.

Estudio por (con) él o ella, hago sus esquemas para facilitarle el estudio.

Le eximo de otras responsabilidades. 

Me tomo de forma personal su pereza o sus errores.

Decido a qué hora es mejor que empiece y cuánto tiempo necesita para estudiar. 

EL RESULTADO...

Dejan de ser protagonistas de su estudio. 

Se acostumbran a que alguien esté pendiente y dejan de estarlo ellos.

Dependen de que alguien les controle o les diga lo que tienen que hacer. 

Cada vez hacen menos o están más desmotivados.

Aumentan las discusiones familiares por el estudio. 

Se deteriora la relación y no mejoran los resultados.

Adolescente, en, teléfono móvil

Con el Programa Estudiar con sentido será el adolescente el responsable de su estudio, y de su tiempo, además de ayudarles a ellos, también te acompañamos para potenciar el efecto del programa, desde casa podemos ayudarles mucho para que se conviertan en responsables y con buenos hábitos de estudio.